La fundación Siemens Stiftung abre su oficina regional en América Latina

Desde el 1ro. de abril de 2019 la coordinación regional está a cargo de Ulrike Wahl cuya sede ha sido establecida en la ciudad de Santiago de Chile

Ulrike Wahl, responsable de la gestión de alianzas estratégicas, coordinación de proyectos y redes de cooperación existentes en educación de la fundación Siemens Stiftung para Latinoamérica. (Imagen cortesía de Siemens Stiftung).

Desde el pasado 1 de abril de 2019 la Fundación Internacional Siemens Stiftung ha establecido su oficina de coordinación regional para América Latina en Santiago de Chile, la cual está a cargo de Ulrike Wahl quien es la responsable de la gestión de alianzas estratégicas en la región, coordinación de proyectos y redes de cooperación existentes en educación.

El área de trabajo es la Educación STEM (Acrónimo de los términos en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics) y con posibilidades de extenderse eventualmente a otras temáticas de interés de la fundación. Ulrike es además vocera de la fundación en temas relacionados con la educación en América Latina e interactuará en las relaciones con las tres fundaciones Siemens corporativas en Argentina, Brasil y Colombia.

Pero dejemos que sea Ulrike Wahl quien nos comparta personalmente acerca de su misión y nos explique de qué se tratan los objetivos y los alcances de la fundación Siemens Stinftung en Latinoamérica:

Hispanovisión: Cuéntenos un poco de la historia de la Fundación Siemens Stiftung.

Ulrike Wahl: La Fundación Internacional Siemens Stiftung nace en 2008 en Munich, Alemania, como decisión de los accionistas de Siemens AG. Es una organización independiente sin fines de lucro que opera a nivel internacional con recursos propios en estrecha cooperación con socios locales.

Nació con el objetivo de contribuir al desarrollo social sustentable, creemos que es básico lograr que las personas vivan con dignidad y autonomía, que es crítico promover la participación ciudadana responsable, y en general las competencias del siglo XXI. La fundación Siemens Stiftung promueve la gestión sostenible de recursos naturales y el acceso a servicios básicos, educación de calidad y cultura. Incentivar el espíritu emprendedor, la generación de capacidades y transferencia de conocimientos y competencias es elemento transversal en todos los proyectos.

En la imagen de izq. a der.: Mauricio Cox, Gerente de proyectos y Paola Pino, Gerente de comunicaciones de la Oficina Regional de la fundación Siemens Stiftung para Latinoamérica (Fotografía cortesía de la fund. Siemens Stiftung).

H.: ¿En cuáles otros lugares del mundo opera Siemens Stiftung?

U.W.: Estamos actualmente en 12 países, y además de operaciones en Alemania, tenemos asociados y proyectos en otros países de Europa y estamos activos en algunos países de África. En Latinoamérica estamos presentes en 8 países: México, Ecuador, Colombia, Brasil, Argentina, Perú, Bolivia y Chile.

H.: ¿Desde cuándo está la fundación operando en América Latina?

U.W.: Iniciamos operaciones en 2011, desde entonces el pool de partners y de proyectos ha crecido muy dinámicamente, principalmente en lo relacionado a educación. Tres Fundaciones Siemens locales en Argentina, Brasil y Colombia actúan enlazadas con Siemens Stiftung internacional.

En educación se ha trabajado principalmente con el programa internacional «Experimento», que promueve la enseñanza y el aprendizaje de STEM a lo largo de la cadena educativa, adaptado a las necesidades de contextos nacionales y locales, y complementario a programas que apuntan al mismo objetivo de calidad y acceso para todas y todos. Algunas cifras: en Latinoamérica, desde 2011 a la fecha, cerca de 887.000 estudiantes desde primera infancia hasta secundaria se han beneficiado de «Experimento», 4000 instituciones educacionales conocen el programa y 11.500 docentes fueron capacitados hasta agosto de 2019.

H.: ¿Cuáles son los objetivos o los resultados esperados del trabajo que desarrolla la fundación, a corto o mediano plazo en Latinoamérica?

U.W.: Estamos convencidos que una educación de calidad es un requisito universal para el desarrollo individual y la participación en sociedad, y tal como te comentaba, la oficina regional en Latinoamérica se concentra en Educación STEM. En un mundo tecnificado, la comprensión de la relación entre las ciencias naturales y la tecnología es esencial para una participación activa responsable.

Para lograrlo hemos desarrollado el programa educativo internacional «Experimento», desarrollado por expertos en educación para ser usado en jardines infantiles, escuelas básicas y secundarias y ofrece a los educadores y docentes una selección de temas en torno a la energía, el medioambiente y la salud. «Experimento» se centra en impulsar la investigación, los valores y el aprendizaje activo. Los experimentos que han sido específicamente desarrollados para distintas edades en los ámbitos de energía, medio ambiente y salud, despiertan la alegría de experimentar y entusiasman a los niños y niñas sobre los temas y objetivos de aprendizaje en clase. El concepto ayuda tanto a niños y adolescentes que investigan por sí mismos, como a los pedagogos que lo explican. Los estudiantes y los profesores diseñan juntos el proceso de aprendizaje de forma co-constructiva. Aprenden en conjunto, el uno del otro. Unimos el aprendizaje a través de la investigación con actividades formadoras en valores, apoyando así el desarrollo de una personalidad sólida y con conciencia social.

H.: ¿Por qué ha sido ubicada la nueva oficina regional en Chile?

U.W.: Cuando evaluamos en donde establecer la oficina regional, revisamos todos los países en los que tenemos presencia y todos tenían potencial para instalar nuestra sede. Chile cuenta con condiciones marco muy adecuadas y un interesante desarrollo en el ámbito de educación. Tenemos aquí algunas de las relaciones de cooperación y proyectos más avanzados y un relevante nivel de relacionamiento cross regional de nuestras instituciones partner hacia Latinoamérica. Esto es un elemento muy interesante a la hora de elegir una posición nodo.

H.: ¿Cuál es el contacto de ustedes con las esferas académicas y científicas en Latinoamérica? ¿Consideran importante esa eventual interacción? ¿O prefieren que el proyecto se desarrolle de una manera independiente de ese ámbito?

U.W.: Particularmente para lograr impacto en nuestros proyectos de educación, es crucial trabajar con un enfoque sistémico. Por lo tanto es imprescindible establecer una sólida colaboración con instituciones académicas que tienen un rol comprometido de alta calidad y con amplia capacidad de desarrollo, de gestión y conexión, tanto con la escuela y la comunidad, como también con el sector de política pública, de la sociedad civil, con sus pares a nivel nacional, regional e internacional y con centros de competencia. Nada se logra aisladamente, pues es a través de un conjunto articulado que los esfuerzos comunes se pueden traducir en cambios. Más allá del output, nos proponemos juntos objetivos de transformación sostenibles. Trabajamos con muchas universidades, con alta habilidad en formación inicial y continua de docentes, con interés por desarrollar proyectos interdisciplinarios y como red, y en ese esfuerzo conjunto, el interés está puesto en la formación integral de calidad para todas las niñas, todos los niños y jóvenes. Tenemos una red basada en la confianza, en la que nuestros socios a partir de su experiencia complementan nuestras competencias, aportan calidad y difunden el trabajo conjunto.

Hoy tenemos más de 100 socios en todo el mundo entre actores de la sociedad civil, la comunidad filantrópica, agencias gubernamentales, centros de investigación, instituciones educativas y grupos culturales, así como también organizaciones involucradas en la colaboración para el desarrollo. Una fuerte red regional Latinoamérica con más de 25 instituciones de relevancia en Educación.

STEM forja desarrollos colaborativos en mesas de temáticas y con estrategias de articulación y co-construcción expresadas en el modelo de “Territorios STEM”.

Un ejemplo concreto de esta manera de trabajar es la adaptación del programa «Experimento» a los requerimientos educacionales y al currículum de cada país que han hecho reconocidas universidades. Equipos de expertos en formación docente de varias instituciones asociadas participan de agendas de talleres de capacitación a profesores en distintos países de Latinoamérica. Juntos se forjan comunidades de aprendizaje de profesores intercambiándose sobre prácticas de enseñanza STEM en aula y con la comunidad y en distintos contextos.

Territorio STEAM es en resumen la alianza estructurada que Siemens Stiftung ha impulsado para contribuir a fortalecer educación STE(A)M para un desarrollo social y sustentable de un territorio. En síntesis, se constituye con un grupo de instituciones del sector de la educación, muy relevantemente de universidades y redes de instituciones educativas al que se unen actores de la sociedad civil, sector privado y público, para analizar problemáticas y a través de una consensuada educación STEM dar solución y respuestas a las necesidades de contexto.

H.: Ahora cuéntenos de usted, ¿Cuál es su formación académica?

U.W.: Estudié comunicación social y periodismo en la Universidad de La Sabana en Colombia, trabajé muchos años en asuntos corporativos y comunicaciones en el sector privado y asociativo y sin fines de lucro. Tuve bastante que ver con producción de contenidos para medios de comunicación europeos, en temas sociales, de conflicto y culturales. En algún momento hice un MBA en la escuela internacional de negocios, INALDE, adscrita a mi alma mater. Si miro sobre los últimos 30 años de mi vida profesional, diría que tengo una biografía bastante diversa, un camino por todos los sectores. Agradezco el haberme podido desempeñar en muy diversos cargos e instituciones. Conozco y comprendo las diferentes perspectivas, las formas de operar y además tengo experiencia en temas interculturales. Siempre me he movido por Latinoamérica y en Europa. Soy un híbrido yo misma: con padres alemanes pero con hijos colombianos y con sitios de anclaje en muchas partes. Me siento esencialmente útil generando puentes y así oportunidades con y para terceros.

H.: ¿Cómo se vinculó a la Fundación Siemens? ¿Desde cuándo?

U.W.: En el año 2006 cuando vivía en Bogotá fui contratada por Siemens Colombia, entonces oficina regional para Latinoamérica sin Brasil, para el cargo de gerente regional de Comunicaciones Corporativas. En esa época participé en la creación de la Fundación Siemens local y fui su primera directora ejecutiva. Coincidí trabajando en Argentina cuando se organizó la Fundación Siemens local allí. En 2009 me invitaron a ser la primera directora ejecutiva de la Fundación internacional Siemens Stiftung con sede en Munich, Alemania. A finales de 2012 resolví volver a mi región y me radiqué en Chile. Durante unos años, entre otras, desarrollé proyectos por encargo de Siemens Stiftung en Latinoamérica hasta que terminé a cargo de la oficina regional.

H.: ¿Cuál es su vinculación con Latinoamérica?

U.W.: Soy nacida en Berlín en el año ´66 de padres alemanes, pero llevo casi 40 años viviendo en este continente, por eso me siento mucho más latina que europea. O mejor, me siento de dos hemisferios. Tuve una infancia en Chile, una juventud escolar en Berlín, y luego las más importantes etapas de mi vida las he vivido en Latinoamérica. De eso, más de 20 años en Colombia en donde fui a la universidad, me casé, tuve a mis hijos y construí mi camino profesional. Sueño en castellano y en alemán y me emociona saber que tengo amigos y seres queridos en tantos países desde México hasta la Patagonia. Mi vínculo con Latinoamérica es de cabeza, corazón y «guata», como dirían los chilenos. Eso es imprescindible.

H.: ¿Qué es lo que más le gusta del trabajo que usted desarrolla?

U.W.: Siento que más que un trabajo, es un regalo: Me siento útil y puedo contribuir al desarrollo de otros. Es además un mandato sin fines de lucro, por lo tanto, siento una enorme responsabilidad de usar todo mis capacidades y todos mis conocimientos por el bien común, con miras a un máximo impacto. Esto, claramente requiere de un plural articulado, del trabajo con otros, de desarrollar formas de cooperación. Creo que es una decisión de vida que tiene mucho que ver con las ganas de servir. Me gusta mucho saber que puedo impulsar, generar puentes, ayudar a otros a crecer, a florecer. Puedo aplicar mis ideas, mi experiencia, aprender permanentemente, desarrollar junto a otros las ideas estratégicas y ayudar a ponerlas en marcha. Siemens Stiftung es una fundación que valora la calidad, la transparencia, la coherencia, la independencia. Me gusta ser parte de una institución que promueve el plural, la co-construcción, la interdisciplinariedad y que permite interactuar con gente tan diversa. Es entonces que nacen las ideas y se concretan iniciativas, que muchas veces no creíamos posibles. Hay pocos trabajos como éste.

H.: ¿Qué cree que podría mejorar?

U.W.: Siempre se puede y se debe mejorar. Cada día aprendemos individual e institucionalmente. Miro sobre los 10 años de Siemens Stiftung y se ven dos cosas: Un camino consistente en las líneas de trabajo temáticas en la construcción de conocimiento y experiencias a lo largo del portafolio de proyectos y una capacidad de apertura para aprender con el desarrollo de las iniciativas. No todas prosperan como uno se lo imaginaba, pero la posibilidad de intentar es la clave. La innovación nace de ese ímpetu, no prospera en permanentes zonas de confort. El espíritu emprendedor es transversal al ADN de Siemens Stiftung y ello significa un inherente deseo de aprendizaje y mejoramiento.

H.: ¿Cómo le gustaría que fuera reconocida la Fundación Siemens Stiftung en Latinoamérica?

U.W.: Creo que hablo por todos mis colegas de Siemens Stiftung si digo que sentimos una enorme responsabilidad para que esta fundación sea reconocida como impulsadora de innovación y transformación, que genere y fortalezca capacidad y experiencias de cooperación con importantes resultados de impacto, que sea tenida como un aliado competente, transparente, neutral, que sea garante de calidad y seriedad. Y que lo digan quienes la conocen y que saben que Siemens Stiftung quiere contribuir a aminorar inequidad, crecer en oportunidades para quienes no las tienen y ayudar a promover aquello que requerimos hacer como sociedad para poder asegurar un desarrollo social y sustentable. Particularmente, quisiera también que Siemens Stiftung fuera un actor que junto a otros lograse integrar la educación STEAM como parte de una formación integral para una ciudadanía activa y responsable.

H.: ¿Qué le gustaría agregar que no hayamos mencionado en esta entrevista?

U.W.: Hay tanto que contar, hacer y proponer… Pero me gustaría agregar que vale la pena visitar la página web de Siemens Stiftung en Latinoamérica y también la página web internacional. Estoy segura de que se encontrará mucho para conversar juntos.

Más información en: www.experimento.lat.siemens-stiftung.org

Deja un comentario