La Embajadora Cecilia Mackenna habla en el Día Nacional de Chile sobre la promoción urgente de acuerdos sobre el cambio climático

El papel de ProChile en innovación tecnológica, inteligencia artificial, nuevas empresas e investigación en ciencia y tecnología es fundamental para el trabajo de la Embajada

DER. a IZQ.: S.E. Cecilia Mackenna Echaurren, Embajadora de Chile en Alemania. Ctro.: Víctor Abujatum, Ministro de la embajada de Chile. Izq.: Coronel Rodrigo Marchessi, Agregado de Defensa, Ejército, Naval y Fuerza Aérea.

El pasado 24 de septiembre de 2019 la República de Chile conmemoró también en la ciudad de Berlín su 209. Aniversario de Independencia. Para tal efecto la Embajadora de Chile en en Alemania, S.E. Cecilia Mackenna Echaurren convocó a los representantes de las diversas entidades del gobierno alemán, a los representantes del cuerpo diplomático acreditado en Alemania, a los representantes de diversos partidos políticos, a los representantes de la industria alemana, a sus compatriotas chilenos que han representado muy bien a su país en los diversos campos del comercio, de la industria, de las artes y de la ciencia, como también a los amigos de Chile a la celebración de este nuevo Aniversario Nacional.

En su discurso la Embajadora Mackenna mencionó entre varios temas, no solo sobre la Independencia de Chile que marca su 209. Aniversario, si no también sobre la visita del presidente Sebastián Piñera a Berlín y a Hamburgo; sobre la presencia de Chile en la Berlinale 2020 como «país socio» de este prestigioso festival cinematográfico; sobre los importantísimos eventos programados para los meses de noviembre y diciembre: La Cumbre económica APEC y la Cumbre climática COP25.

A continuación la transcripción completa del discurso de la Embajadora Mackenna:

«Quiero agradecerles a todos su presencia en esta celebración con motivo de nuestra Fiesta Nacional. La independencia de Chile marca su 209. Aniversario, lo que nos trae alegría pero también nos plantea desafíos complejos.

Hay motivos para celebrar: Chile es un país políticamente estable con una economía saludable y un estado constitucional cuyas instituciones funcionan bien. Un país donde los chilenos y los extranjeros viven en armonía, aunque no podemos ignorar el gran desafío que representa para nuestro sector público el estado actual de la migración.

Aunque nuestra economía está integrada en la economía global y sujeta a sus altibajos, muestra a Chile como un país que está creciendo y desarrollándose. Todos los días, exportamos más productos a más mercados y seguimos comprometidos con el libre comercio.

Las relaciones con Alemania como nuestro socio comercial más importante en Europa han podido alcanzar hitos importantes en los últimos 12 meses, lo que habla de la dinámica formativa de estas relaciones. Ante todo, la visita del presidente Sebastián Piñera a Berlín y Hamburgo; El evento marcó la firma de importantes acuerdos energéticos, económicos, culturales y de defensa.

Más adelante en el año, hubo visitas a los Ministros de Energía, Medio Ambiente, Relaciones Exteriores, Transporte, Construcción y Minería. Cada una de estas visitas se relaciona con áreas de relaciones bilaterales donde es posible desarrollar lazos más fuertes. Entonces, nos estamos acercando a la meta establecida por el presidente Piñera: acabar con la pobreza y lograr un desarrollo pleno en beneficio de todos los chilenos. Además, un número significativo de viajes de delegación de varios tipos han tenido lugar en los últimos 12 meses.

Pero la dinámica de las relaciones no se expresa únicamente por el trabajo de los organismos oficiales. A través del contacto diario y constante entre académicos, artistas, cámaras de comercio, científicos, numerosas comunidades, empresarios, estudiantes y profesionales, por nombrar solo algunos, estos lazos se consolidan y nuestros países continúan acercándose uno al otro.

Interpretación de música tradicional de Chile, también hizo parte de la fiesta.

En el campo de la cultura, pudimos realizar exhibiciones y actuaciones de jóvenes artistas chilenos del campo de las bellas artes, la música, el cine y la literatura. Aquí se hace una mención especial a los conciertos de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Chile en Kassel y Berlín, que fueron comentados muy positivamente por la prensa alemana.

En febrero próximo, esperamos literalmente «proyectar» Chile en Berlín. Esto se debe a que Chile será el país socio de la Berlinale 2020, que no solo mostrará el progreso del cine chileno a nivel internacional, sino que también hará de Chile un país con una gran oferta turística basada en el concepto de sostenibilidad.

En el campo de los negocios y el comercio, la dinámica de nuestras relaciones bilaterales ha sido evidente en numerosas delegaciones en ambas direcciones; Aquí, sobre todo, deben mencionarse los rápidos viajes del Secretario de Estado Nussbaum y de los representantes del Ministerio de Asuntos Económicos del Estado Libre de Baviera, que tiene relaciones tan estrechas con Chile que incluso tienen una oficina de representación en nuestro país.

Nuestra participación creciente y diversificada en las ferias comerciales más importantes de Alemania, es otro ejemplo de la dinámica de nuestras relaciones. En octubre celebraremos una «Cumbre de Innovación» en Munich, que abordará cuestiones fundamentales de la agenda futura en las áreas de innovación tecnológica, inteligencia artificial, nuevas empresas, investigación en ciencia y tecnología y más. En todo esto, el papel de ProChile es fundamental para el trabajo de la Embajada.

Tanto en la agenda global como en la regional este año habrá sido un año particularmente activo para Chile. En noviembre, nuestro país sería el anfitrión de la Cumbre APEC (Foro de Cooperación económica Asia-Pacífico, en inglés, Asia-Pacific Economic Cooperation, que estaba planeada para realizarse en la ciudad de Santiago el 16 y 17 de noviembre de 2019 pero que debió ser cancelado). Santiago reuniría a las economías más grandes de la región Asia-Pacífico; sabemos qué proporción del producto interno bruto mundial representan. A pesar de las restricciones comerciales que hemos visto en los últimos meses, la mayoría de las economías de APEC continúan comprometidas con el libre comercio como un importante motor de crecimiento.

En diciembre, la COP25 (La Convención Marco de Naciones Unidas para el cambio climático, CMNUCC, es la cumbre sobre el cambio climático más importante del mundo a celebrarse entre el 2 y el 13 de diciembre de 2019 en la ciudad de Santiago), habría de tener lugar en Chile, un gran desafío desde el punto de vista organizativo y político. No solo se reuniría bajo el paraguas de las Naciones Unidas con más de 30,000 representantes de diferentes países y organizaciones internacionales (otro evento que debió ser cancelado).

Necesitamos dominar la compleja tarea de presidir el proceso de negociación para promover acuerdos sobre un tema que es más urgente cada día: el cambio climático. Todavía hay posiciones muy diferentes, si no, incluso opuestas.

Aquí también pudimos contar con el importante apoyo de Alemania, un país con el que compartimos posiciones comunes, lo que nos permitió trabajar juntos en el Diálogo Petersberg por invitación de la canciller Merkel.

Interpretación de La Cueca, la danza nacional folclórica de Chile.

A nivel regional, observamos con gran interés la Iniciativa de América Latina, que fue lanzada por el Ministro Federal de Relaciones Exteriores, Heiko Maas. Llena un vacío en la política exterior alemana. Chile la ha apoyado desde el comienzo. Es importante que su implementación vaya acompañada de proyectos específicos en áreas temáticas que han sido identificadas como una prioridad por y para la región. También sería importante para esta iniciativa alentar a los empresarios a aumentar sus inversiones en nuestra región. El informe de McKinsey en el evento de apertura de la iniciativa reveló que la inversión en nuestros países es baja. Esto tiene que cambiar, en particular para facilitar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas que son un pilar de nuestras economías. Chile confía en que esta iniciativa también dará lugar a visitas de representantes de alto rango de Alemania.

Hace exactamente 30 años, tanto Alemania como Chile experimentaron momentos particularmente importantes en 1989 para fortalecer los valores democráticos y las libertades personales. El auge del populismo en los últimos años es una señal preocupante que subraya claramente la importancia de defender siempre la democracia. Esta tarea es nuestra responsabilidad.

Finalmente, me gustaría dirigir mi agradecimiento al personal de la Embajada, Consulados y Oficinas Comerciales que representan a Chile en Alemania. Sin ellos esta tarea no sería posible.

¡Gracias a todos y unas felices buenas fiestas nacionales!

Deja un comentario