Adelio Sarro expone en Berlín su obra, “Fuerza, Magia y Colores de Brasil”

El prestigioso artista brasileño presenta una maravillosa selección de cuadros para deleite de expertos y aficionados. Estará expuesta en la Embajada de Brasil del 4 de abril a 15 de mayo de 2019

El afamado pintor brasileño, Adelio Sarro el día de la inauguración de la exposición, «Fuerza, Magia y Colores de Brasil».

Como una oportunidad única que no se debe perder, ha sido la exposición artística del prestigioso pintor brasileño Adelio Sarro, quien ha sido definido como uno de los brasileños universales debido a la fama que le ha venido acompañando de manera creciente a lo largo de los años gracias a su enorme talento que ha sabido dejar plasmado en todos sus cuadros y en sus esculturas.

En esta primavera ha traído a Berlín una hermosa muestra de cuadros que ha sido expuesta desde el 4 de abril cuando se llevó a cabo la apertura oficial de la exposición en la embajada de Brasil en Berlín y que permanecerá abierta al hasta el 15 de mayo de 2019, muestra en la que también el artista ha incluido cuadros habilitados para que puedan ser percibidos de manera táctil por personas invidentes, como la contribución del artista de permitir el acceso al arte a personas ciegas y en los que los colores están plasmados con diferentes texturas para poder ser “leídos” como se lee un texto con el sistema Braille.

Sarro ha logrado una gran fama nacional e internacional en virtud de su largo recorrido profesional y artístico en el competido medio de las artes plásticas por su constancia, dedicación, disciplina pero sobre todo por su pasión por lo que hace, logrando no solo establecer un estilo muy propio y de intensa recordación, por el que inclusive se le ha llegado a comparar de alguna manera con el estilo del famoso pintor español Pablo Picasso, comparación que debe ser considerada como un gran error, debido a que Adelio Sarro tiene su propio estilo y su propia trayectoria por lo que no se hace necesario recurrir de ninguna manera a este tipo de referencia. Este polifacético artista brasileño ha incursionado con enorme éxito en diferentes campos artísticos, no solo de la pintura, si no también en el de la creación de monumentos, esculturas, bustos y vitrales famosos.

De Derecha a Izquierda.: S.E. Roberto Jaguaribe, Embajador de Brasil en Alemania; En el centro el artista Adelio Sarro; Izq.: El curador de arte, Marcel Stefan Markus. (Imagen cortesía de M. Markus).

Su largo recorrido profesional lo comenzó desde que era un pequeño niño nacido en el municipio Andradina en el estado de Sao Paulo al sur de Brasil en 1950, en un hogar conformado por familias de origen portugués e italiano.

Sus exposiciones más importantes comenzaron a llevarse a cabo con éxito desde 1972 siguiendo con una intensa actividad inicialmente en Brasil y de allí iniciaría su periplo internacional por Japón, italia, Uruguay, Argentina, Francia, California, USA (Arizona, Florida, Las Vegas, Georgia, Nueva York), Portugal, Suiza, Nicaragua, Alemania, Bélgica, Noruega, Australia, Singapur, Rusia, Eslovaquia, Polonia, China y ahora regresa a Alemania.

Asistentes a la Vernissage llevada a cabo el 4 de abril de 2019. (Imagen cortesía de M. Markus).

Pero los inicios de su vida no fueron fáciles, pues siendo hijo de agricultores de origen italiano y portugués, como ya lo habíamos mencionado, pronto comenzó a vislumbrar su destino como artista a través del contacto cercano con las dificultades de la vida del campo e integró todos aquellos componentes del arte y la realidad que dificultaron su propia vida durante su infancia en la que abundaron las constantes mudanzas de su familia en la búsqueda de mejores oportunidades de vida durante una época llena de privaciones y de pobreza en la que él mismo tuvo que colaborar con la economía familiar recogiendo en las calles papeles y vidrio.

Colaboradoras, organizadoras e invitadas de la exposición del maestro Sarro.

Siempre le llamaron la atención las figuras y los conceptos religiosos, así que a los 14 años decidió irse al seminario con la intención de hacerse sacerdote, pero allí sus superiores notaron que más que el fervor religioso, su verdadera vocación era la de hacer pinturas, bocetos y dibujos de santos, de tal manera que esto motivó a que el director de aquel seminario católico asegurara: «Él sólo sabe y sólo quiere dibujar, así que mejor sáquenlo del seminario para que pueda ser el artista que es».

Tras su salida del seminario, Adelio y su padre se dedicaron a trabajar en albañilería y posteriormente en una empresa metalúrgica, empleos que le parecieron muy aburridos, pero un conocido de la familia le ayudó a encontrar un empleo en una empresa de la industria gráfica como ilustrador de carteles de propaganda.

La colección del maestro Adelio Sarro también tiene un carácter incluyente para con las personas invidentes, por eso la superficie de sus pinturas marcan las diferencias de los colores mediante las textura de la superficie de sus cuadros. (Imagen cortesía de M. Markus).

Adelio Sarro, el Autodidacta:

Con la sencillez que le caracteriza nos comparte con un dejo de orgullo y tal vez con un tanto de picardía que su formación en la pintura ha sido la de un autodidacta, pero la realidad es que una vez comprendió que necesitaba de una formación básica, organizó su tiempo y durante los fines de semana tomaba clases con una profesora de arte, así fue como recibió esas primeras bases académicas.

Trayectoria artística:

Pero habría de ser en el año de 1972 cuando se habría de dar un punto de inflexión en la proyección artística de Sarro y esto se dio cuando fue a conocer la casa de Cándido Portinari, quien fuera otro emblemático artista brasilero a quien le transformaron la casa en donde había vivido en un museo en la ciudad de Brodowski en el estado de Sao Paulo.

Ese camino hacia el éxito que hoy acompaña a nuestro artista, no fue fácil, y comenzó con la exhibición de sus cuadros en la feria dominical de arte en la Plaza de la República en el centro de Sao Paulo. Mientras aumentaba el número de cuadros pintados y así mismo la frecuencia de sus exposiciones, su particular estilo comenzó a a atraer a compradores y a coleccionistas internacionales que buscaban pinturas precisamente con un estilo artístico expresionista y también coloquial.

Como lo habíamos mencionado, sus primeras exposiciones se dieron en 1981 en Brasil, luego en Japón y posteriormente su nombre comenzó a conocerse en Milán, Boloña, Roma, París, Buenos Aires, Miami, Dalton y Lisboa. En 1983, se unió a otros artistas de diferentes estilos con los que fundaron un grupo de artistas conocido como «Once caminos».

A comienzos de los años 70’s hasta 1992, continuó exponiendo en más de quince ciudades brasileñas, principalmente en exclusivas galerías de arte como el «Museo de Arte de São Paulo» (MASP), la «Galería de Arte del SESI» en São Pablo o el «Museo de Arte» en Florianópolis. La «Fundación Ralli – Museo Latinoamericano» en Punta del Este, Uruguay, adquirió 14 de sus obras.

Encuentro con el curador y coleccionista, Marcel Markus:

En 1992 publica su primer libro en tres idiomas con la retrospectiva de sus trabajos más importantes, cerrando así un nuevo ciclo en la carrera del artista. Ese mismo año se da el inicio del trabajo conjunto con el curador de arte y coleccionista suizo radicado en Brasil, Marcel Markus, quien se fascinó con la obra pictórica de Adelio Sarro, relación que ha perdurado desde entonces y a través de los años hasta el presente.

Markus organizó desde entonces la presentación del trabajo del artista en una bien organizada red de galerías a nivel internacional acompañándolo y dándose cuenta de cómo el publico resultaba cada vez más fascinado con sus pinturas y su estilo de pintura.

La primera exposición tuvo lugar en 1993 en Zúrich. Al año siguiente, Sarro participó en la Feria Internacional de Arte Europ’Art en Ginebra y, a continuación, de exposiciones en diversos países de Europa, Australia y Singapur. Obras de Sarro se mostraron con éxito en el Art Expo de Nueva York y en Las Vegas. Desde 1997 la ciudad de Kevelaer en Alemania se convirtió en el punto de referencia para la obra de Sarro en Europa. La ciudad, conocida por sus peregrinaciones católicas y su catedral impresionaron al artista y allí se interesó aun más por el arte religioso. El Banco de la Diócesis de Essen adquirió el tríptico «Libertades de la Vida».

Sarro ha creado su propia manera de crear grandes esculturas con un estilo moderno y fuentes de concreto que están expuestas en diferentes plazas públicas. Los componentes en color añadidos a los monumentos, dan la impresión de haber sido creados con metales como bronce, o con mármol o con granito. En Brasil hay más de cien monumentos de Sarro sobre los más diversos temas, entre ellos existe también una parque de esculturas el Memorial de Sarro en Andradina, su ciudad natal. En el año 2012, Sarro diseño y construyó una fuente para un centro juvenil en Neu Sammit, Mecklenburg-Vorpommern, en Alemania. También en Alemania, el artista creó un vitral colorido para la iglesia del monasterio de Klingenmünster que data del siglo XI.

A medida que aumentan las nuevas exposiciones de Sarro en Brasil, sucede lo mismo a nivel internacional y así mismo aumentan su prestigio, su reputación y también su popularidad, lo cual quedó evidenciado con su exposición en el Foro Económico Mundial de Davos en 1999 en el que expuso 12 pinturas en gran formato representando a niños de países en desarrollo.

Para asistir a la exposición:

Cuándo: Del 4 de abril a 15 de mayo de 2019
Horario de visita: Lunes a viernes de 9:00 a 18:00 horas
Lugar: Embajada de Brasil en Alemania
Dirección: Wallstrasse 57, 10179 Berlin
Enlace relacionado: http://fliphtml5.com/knvrs/myhj/basic

Galería de Fotografías:

 

Deja un comentario